Un refuerzo de 360 policías municipales vigilará este fin de semana el Orgullo

Un refuerzo de 360 policías municipales vigilan cada día Chueca y sus alrededores durante la festividad del Orgullo para que se cumpla con la normativa sanitaria por la pandemia así como con la prohibición de beber en la calle y podrán cerrar de forma perimetral plazas al aire libre si se supera el aforo permitido, ha detallado la delegada de Seguridad y Emergencias, Inmaculada Sanz.

“Desde la pasada noche, y para el día 3, hasta el domingo, hay un mínimo de 360 agentes diarios, en total 1.440, que se suman al operativo y con un dispositivo importante centrado en la marcha del propio sábado”, ha trasladado en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno.

Según ha añadido, “a lo largo de estos días, se han centrado en zonas de Centro” para “incrementar la seguridad ciudadana con el objetivo de evitar situaciones de robos y hurtos, reforzar la vigilancia por el botellón y garantizar cumplimiento de la normativa sanitaria en vigor”.

Ha advertido de que “si no se dan las circunstancias, o se dan aglomeraciones, se seguirán produciendo sanciones, y también en los interiores”. Sanz ha hecho un llamamiento a la prudencia y ha recordado que es necesario “seguir tomando medidas frente a la pandemia”.