Vive la esencia de Jamaica

Hay millones de razones para visitar la isla del Caribe, y una de ellas es la presencia de sus eternas y largas playas, los colores que ofrecen y la diversión que se puede vivir en ellas.

Jamaica, de norte a sur, contiene suficientes playas como para encontrar un rincón adecuado para cada tipo de viajero.

Kingston
Kingston es la capital de Jamaica así como el centro comercial, administrativo y cultural de la isla. Es la mayor ciudad de habla inglesa de todo el Caribe y tiene el séptimo puerto natural más grande del mundo. Se encuentra en una amplia llanura con el mar al sur, y la montaña de San Andrés como telón de fondo hacia el norte. Fue fundada en 1692 después de un terremoto devastó la capital de Port Royal. Los supervivientes se trasladaron a lo que hoy es Kingston y fundaron la nueva ciudad desde cero.

Kingston es ahora una ciudad moderna, bulliciosa y extensa que parece que nunca duerme. Es la sede del Gobierno, cuenta con un aeropuerto internacional, puerto con modernas instalaciones para cruceros. También, con una gran cantidad de instalaciones turísticas: hoteles, restaurantes, tiendas de regalos y galerías.

Montego Bay
La segunda ciudad más grande de Jamaica. Es la capital de Santiago y tiene una población de más de 70.000 personas. Ha sido un destino turístico popular desde hace décadas. La gente acude desde hace tiempo a Doctor’s Cave no sólo por sus cristalinas aguas, sino también por sus beneficiosas propiedades.

Ocho Ríos
Famosa por “dar a luz” a Ursula Andress en el primer filme de James Bond, Dr. No, se encuentra en el centro de la larga costa norte de la isla. Y no, al contrario de lo que sugiere su nombre, no tiene ocho ríos. Es el jardín de Jamaica y el lugar en el que, según los isleños, el cielo se derrama en el mar y las colinas cubiertas de hierba van a parar suavemente a orillas de aguas transparentes rodeadas por un litoral escarpado.

Más al este, sólo a kilómetro y medio del lugar en el que Tom Cruise hacía malabares con botellas en Cocktail, Winnifred Beach es una de las playas más atractivas de toda Jamaica. Ubicada en la comunidad de Fairy Hill, es hogar de un arrecife no sólo cercano a la costa sino también perfecto para bucear, gracias a sus claras y azules aguas populares entre los locales. Un camino largo y sin pavimentar conduce a la amplia playa de arena blanca que se extiende a lo largo de una bahía protegida. Grandes grupos de árboles y vides actúan como telón de fondo del agua que llena el primer plano. En la base de la colina, los árboles proyectan largas sombras sobre la tierra, donde vendedores de alimentos y bebidas preparan platos de pescado fresco y delicias de “jerk”, una especialidad de Portland.

Un viaje por la costa del Sur nos lleva inevitablemente a Treasure Beach, una playa infinita de arena coloreada por el coral, cuevas privadas y orillas escarpadas. Visitar alguna de las principales bahías del lugar, Billy, Calabash, Great o Frenchman, es algo también imprescindible.

Al este de Treasure Beach se encuentra Lover’s Leap, un barranco de unos 500 metros sobre el mar que toma el nombre, dice la leyenda, de dos esclavos enamorados que prefirieron saltar desde aquí a su muerte antes que vivir separados.

Lime Cay, también en el sur se encuentra un escondite ideal para disfrutar en silencio, lo más parecido al paraíso que uno puede idear. Uno de esos secretos que se mencionan en voz baja por miedo a que desaparezcan.